Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 16 de Septiembre, 2012, 8:03

Hace un tiempo escribí sobre la biografía de Einstein escrita por Abraham Pais en Albert Einstein por Roger Penrose, donde comenté el prefacio de Roger Penrose (al que debería volver en algún post futuro). Pais fue un físico activo que también tuvo talento para la biografía científica. Entre sus libros hay una biografía de Niels Bohr, que no he leido. Pais escribe en la introducción de su biografía de Einstein, esta descripción de sus propios primeros años en física:

Nací en 1918 en Amsterdam. En 1941 recibí mi doctorado [PhD] con León Rosenfeld en Utrecht. Algún tiempo después me escondí en Amsterdam [en tiempos de la segunda guerra mundial]. Eventualmente fui capturado y enviado a la prisión de la Gestapo. Aquellos que no fueron ejecutados fueron liberados luego del día VE [VE Day, Victory in Europe Day]

Vean cómo en pocas frases, porque no es el tema del libro, describe todo un tiempo de persecución y terror. Y acá llega el encuentro con Bohr:

Inmediatamente después de la guerra apliqué para una beca de post-doctorado en el instituto Niels Bohr de Copenhague y en el Instituto de Estudios Avanzados de Princeton donde esperaba trabajar con Pauli. Fui aceptado en ambos lugares y primero fui un año a Copenhague. Pronto después de eso trabajé con Bohr varios meses.

Inserta aquí lo que escribió sobre esos tiempos en su libro "Niels Bohr":

Debo admitir que durante las etapas tempranas de mi colaboración, gran parte del tiempo no seguía la línea de pensamiento de Bohr, y muchas veces me encontraba desconcertado. Yo fallaba en ver la relevancia de sus comentarios como el que describía que Schrodinger estaba sorprendido ['shocked'] en 1927 cuando se le describió la interpretación probabilística de la mecánica cuántica, o aquel que refería a alguna objeción de Einstein de 1928, todos comentarios que al parecer no tenía ninguna relación con el tema que estábamos tratando. Pero no pasó mucho tiempo para que la niebla se fuera disipando. Comencé a captar no sólo el hilo de argumentación de Bohr sino también su propósito. Así como en muchos deportes el jugador hace ejercicios de precalentamiento antes de entrar en juego, así Bohr revivía las luchas que tuvieron lugar antes de que el contenido de la mecánica cuántica fuera comprendido y aceptado.

Destaco lo que escribe a continuación:

Yo puedo decir que en la mente de Bohr esa lucha recomenzaba en cada nuevo día. Esto era, estoy convencido, la fuente inextinguible de la identidad de Bohr. Einstein aparecía siempre como su compañero espiritual - aún después de su muerte, él seguía argumentando con Einstein como si estuviera vivo.

Ya habían pasado años desde esas luchas, y Bohr seguía atacando y defiendo su postura y sus ideas. Notable.

Posts relacionados: estoy traduciendo un artículo de Pais, ver Paul Adrien Maurice Dirac por Abraham  Pais. Alguna vez tendré que comentar mi primer encuentro con un trabajo de Pais, en las Lectures de Feynman.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Ciencia