Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 19 de Octubre, 2012, 15:12

Hace un mes, volví a leer un gran libro de Einstein, escrito hacia 1920, El significado de la Relatividad. Es muy claro, pero también va más allá de la divulgación de conceptos de ideas, explicando y usando los conceptos matemáticos involucrados en el desarrollo de las teorías especial y general de la relatividad. Einstein se sumerge en invariantes, transformaciones de Lorentz, tensores y curvaturas. El primer capítulo se llama El espacio y el tiempo en la física prerrelativista, y en las primeras páginas encuentro este fragmento:

La única justificación de nuestros conceptos y sistema de conceptos reside en el hecho de que son útiles para representar el complejo de nuestras experiencias; pero fuera de ello no poseen otro título de legitimidad. Estoy convencido de que ha sido perjudicial la consecuencia que ha tenido en el progreso del pensamiento científico, el empeño de los filósofos de sacar fuera del dominio del empirismo ciertos conceptos fundamentales, trasladándonos así de este dominio, que está bajo nuestro control, a las alturas intangibles de lo apriorístico. Admitiendo que el universo de ideas no puede ser deducido de la experiencia por un método lógico sino que, por el contrario, es una creación de la mente humana, sin la cual no es posible la Ciencia, aun así resulta que este universo de ideas es tan dependiente de la naturaleza de nuestras experiencias como la forma de los vestidos que usamos es dependiente de la forma de nuestros cuerpos. Esto es particuarmente aplicable a nuestros conceptos de tiempo y espacio, a los cuales los físicos se han visto obligados, por los hechos, a hacerles descender del Olimpo de lo a priori, con el objeto de modificarlos de modo que puedan prestar servicios útiles.

Einstein combate la idea de un espacio y un tiempo absoluto, como ideas a priori. Va contra Newton, y también, de alguna forma, contra Kant. Todo concepto de espacio y tiempo es humano, pero derivan de la experiencia, de referentes en la realidad. No hay tiempo sin movimiento de cosas en el espacio, no hay espacio sin cosas en el espacio.

Los modelos que proponemos en ciencia, son humanos, pero como los vestidos que menciona Einstein, no son invenciones cualquieras, sino que esperamos se adecuen, lo mejor posible, a lo que nos da la experiencia de la realidad. Lo que yo agregaría es que sí hay categorías "a priori", cableadas, prearmadas en nuestro cerebro y su proceso, producto de la evolución. Son formas de procesamiento de las percepciones que nos han ayudado para sobrevivir en nuestro ambiente: un ambiente de velocidades no relativísticas.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Ciencia