Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 20 de Diciembre, 2014, 14:08

Hace poco compartía algunos textos sobre el uso de números complejos en física (ver La Ecuación de Schrödinger (10) Un Comentario Sobre Números Complejos). Encuentro una nota al pie en el libro de Simmons que me está sirviendo de base para mi serie sobre ecuaciones diferenciales. Leo en la página 120:

El uso de números compljeos en teoría de circuitos tiene como pionero al matemático, inventor e ingeniero Charles Proteus Steinmetz (1865-1923). En su juventud, sus actividades como estudiante socialista en Alemania le crearon problemas con la policía de Bismarck, y emigró apresuradamente a América en 1889. Trabajó al principio para la General Electric Company, convirtiéndose pronto en su cerebro científico y probableente el más grande de los ingenieros eléctricos. Cuando llegó a la GE no había modo de producir en masa motores eléctricos o generadores, ni forma económicamente viable de transmitir energía eléctrica a más de 3 millas. Steinmetz resolvió estos problemas mediante las matemáticas y su potencial mental, mejorando con ello la calidad de vida humana en innumerables aspectos.

Era muy bajo de estatura, lisiado por una enfermedad congénita y vivió con dolores, pero fue universalmente admirado por su genialidad y muy querido por su cálida humanidad y su punzante sentido del humor. La siguiente anécdota, poco conocida pero inolvidable, fue publicada en la sección de Cartas de la revista Life (14 de mayo de 1965):

Señores: En su artículo sobre Steinmetz (23 de abril) mencionaban una entrevista con Henry Ford. Mi padre, Burt Scott, empleado de Henry Ford desde hacía años, me relató la historia de ese encuentro. Se habían planteado dificultades técnicas en un generador nuevo diseñado en la planta Ford de River Rouge y sus ingenieros eléctrivos no eran capaces de resolverla, de manera que Ford solicitó la ayuda de Steinmetz. Cuando "el pequeño gigante" llegó a la planta, rechazó toda asistencia, pidiendo solamente un cuaderno, un lápiz y un camastro. Durante dos días y dos noches vigiló el generador e hizo gran cantidad de cálculos. Entonces pidió una escalera, una cinta de medir y un trozo de tiza. Trepó laboriosamente por la escalera, realizó mediciones cuidadosas e hizo una marca con la tiza en un lateral del generador. Descendió y ordenó a su escéptica audiencia que quitaran una placa del generador y eliminasen 16 espiras de la bobina a esa altura. Se hicieron las correcciones y el generador funcionó perfectamente. Más tarde, Ford recibió una factura de la GE por un montante de 10000 dólares firmada por Steinmetz. Ford la devolvió agradeciendo el buen trabajo realizado y pidiéndole respetuosamente una factura detallada. Steinmetz replicó como sigue: Hacer la marca en la tiza, un dólar. Saber dónde hacerla, 9999 dólares. Total a pagar: 10000 dólares.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Ciencia