Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 10 de Agosto, 2016, 7:40

Los movimientos examinados son en línea recta. Desde los tiempos de Aristóteles que se tratan movimientos rectos y otros en curva. Curiosamente, el griego los separó, como diferentes, dado el conocimiento que entonces tenía. Pero en la física de estos últimos siglos, se han ido unificando. Podemos decir que es la primera gran unificación: para el griego, los movimientos curvos pertenecían al cielo, como algo totalmente separado de la experiencia terrenal. Ahora escriben Einstein e Infeld:

Los movimientos que hemos considerado son rectilíneos, esto es, a lo largo de una línea recta. Ahora debemos dar un paso hacia adelante. Resulta más fácil entender las leyes de la naturaleza si analizamos los casos más simples dejando de lado, al principio, los casos más complejos. Una línea recta es más simple que una curva. Sin embargo es imposible quedarnos satisfechos con un entendimiento del movimiento rectilíneo únicamente. Los movimientos de la Luna, de la Tierra y de los planetas, a los que, precisamente, se han aplicado los principios de la mecánica con éxito tan brillante, son todos movimientos curvilíneos. Al pasar del movimiento rectilíneo al movimiento a lo largo de una trayectoria curva, aparecen nuevas dificultades. Debemos tener la valentía de sobreponernos a estas dificultades, si deseamos comprender los principios de la mecánica clásica que nos dieron las primeras claves y que constituyen el punto inicial en el desarrollo de esta ciencia.

Y lo próximo que presentan, es el concepto de vector, que ha permeado la física, hasta llegar a la mecánica cuántica inclusive:

El resultado de medir cierta longitud se expresa como determinado número de unidades. La longitud de una barra es, por ejemplo, de 3 metros y 7 centímetros; el peso de un objeto, 2 kilos y 300 grs.; determinado intervalo de tiempo se dará en tantos minutos y segundos. En cada uno de estos casos, el resultado de la medida es expresado por un número. Un número solo es, sin embargo, insuficiente para describir algunos conceptos físicos. El reconocimiento de este hecho marca un notable progreso en la investigación científica. Para caracterizar una velocidad es tan esencial indicar su dirección como el número que determina su valor. Tal magnitud se llama vectorial- se representa por una flecha o vector. Es decir, la velocidad puede ser representada por una flecha o vector cuya longitud, en determinada escala o unidad, mide su rapidez, y cuya dirección es la del movimiento.

Me gusta descatar "El reconocimiento de este hecho marca un notable progreso en la investigación científica". Hay veces que conceptos que ya hoy en día nos parecen comunes, no eran evidentes en su tiempo. Es bueno que Einstein e Infeld reconozca tal cosa, en la evolución de la física.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

Por ajlopez, en: Ciencia