Angel "Java" Lopez en Blog

Publicado el 12 de Marzo, 2017, 10:39

Hoy encuentro este pasaje, en las Confesiones de Rousseau. Luego de comentar cómo comenzó a estudiar filosofía, expone su experiencia con las matemáticas cuando estudiaba:

Pasé entonces [a estudiar] a la geometría elemental. Pero no avancé mucho, determinado por mi mala memoria a repetir cientos de veces sobre los mismos temas, e incesantemente recomenzando la misma ruta. No pude disfrutar de Euclides, que buscaba el encadenamiento de demostraciones en vez de la conexión. Yo prefería la geometría del padre Lami, quien desde esa época se convirtió en uno de mis autores preferidos, cuyas obras aún hoy leo de nuevo con placer. Le siguió el álgebra, y de nuevo tomé al padre Lami como guía: cuando estuve un poco más adelantado, tomé la ciencia de la Calculation del padre Reynaud, y luego su Analysis Demostrated, que sólo leí por encima.  Nunca llegué tan lejos como para comprender la aplicación del álgebra en geometría. No me aficioné a ese método de operación... me parecía que resolver un problema de geometría por una ecuación era como tocar una melodía girando una manivela. La primera vez que vi por cálculo que el cuadrado de una figura binomial estaba compuesta de cada una de sus partes, y del doble producto de una por la otra, aunque mi multiplicación era correcta, no pude creerlo hasta que hubiera hecho la figura. Pero tenía un gran gusto por el álgebra, considerada como una cantidad abstracta; pero aplicada a la dimensión, yo debo ver la operación con las líneas, de otra forma no comprendo nada...

Curioso el problema que mostraba Rousseau para aplicar el álgebra a la geometría. Cuando se aplica el álgebra, hay algo de sensación de "estamos perdiendo algo esencialmente geométrico en este método". Pero hay que rendirse a la historia: esa aplicación se ha visto tremendamente fructífera, ver por ejemplo Estudiando geometría algebraica.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez