Angel "Java" Lopez en Blog

23 de Noviembre, 2020


Publicado el 23 de Noviembre, 2020, 16:57

En este año de pandemia he vuelto a leer bastante de matemáticas, sus temas y su historia. En estos días estoy leyendo la excelente biografía de Hermann Weyl (1885-1955), de José María Almira y Julio Ostalé, en la serie Genios de la Matemática, editorial RBA. Weyl es uno de los más importantes matemáticos del siglo XX, habiendo trabajado en temas como ecuaciones integrales, espacios de Hilbert, problemas de física, fundamentos de la matemática, formalización de las superficies de Rienmann, relatividad general con ideas novedosas para el electromagnetismo.

Leo en ese libro un fragmento del propio Weyl sobre sus primeros pasos con David Hilbert al llegar a la famosa Universidad de Gotinga:

Llegué a Gotinga siendo un chico de campo de 18 años, habiendo elegido esa universidad por la simple razón de que el director de mi instituto era primo de Hilbert y me había entregado una carta de recomendación para él. En la plenitud de mi inocencia y mi ignorancia, me propuse asistir al curso de que Hilbert había anunciado para aquel semestre, sobre el concepto de número y la cuadratura del círculo. De la mayor parte no me enteré. Pero las puertas de un nuevo mundo se abrieron de par en par ante mí, y no llevaba sentado mucho tiempo a los pies de Hilbert antes de que en mi joven corazón se formulara la resolución de que debía, por todos los medios, leer  y estudiar todo lo que aquel hombre había escrito. Y después del primer año fui a mi casa con Zahlbericht [el tratado Informe sobre números, que Hilbert publicó en 1896] bajo el brazo, y durante las vacaciones de verano trabajé sobre él. Estos fueron los meses más felices de mi vida, cuyo brillo, a través de los años, cargados de dudas y fracasos, todavía reconfortaba mi alma.

 Es muy interesante que nombrara al Informe sobre números, que mencioné en:

Números Algebraicos
David Hilbert y su Teoría de Números Algebraicos

Weyl llega a Gotinga sin mucha anterior exposición a las matemáticas. Es notable que se pusiera al día, y que aprovechara el talento de Hilbert, que era muy accesible a sus estudiantes y que seguramente reconoció al poco tiempo el talento de Weyl. Este al poco tiempo extendió algunas de las ideas de Hilbert sobre funciones. Es mucho lo que podría escribir sobre Weyl, sirva este post como el primero de muchos.

Nos leemos!

Angel "Java" Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez