Angel "Java" Lopez en Blog

En defensa de cortar la empanada: Comentarios

Enviado por Andrés Panitsch (Contacto, Página)
Fecha: 16 de Febrero, 2009, 9:30

Podés racionalizar todo lo que quieras, pero cortar la empanada es un sacrilegio. Y creo que en el fondo lo sabés, y es por eso que te encontrás en la necesidad de justificarte.

Sólo resiste la tentación, lucha y muerde. Habrán heridas y dolorosas quemaduras al principio, pero esas cicatrices sanarán con el tiempo y la experiencia, y podrás comer sin vergüenza ante el resto de los mortales...

Saludos.

~~~

Enviado por Marcelo (Contacto, Página)
Fecha: 16 de Febrero, 2009, 13:01

Cortar la empanada es propio de inadaptados.
Si querés seguir con ese hábito malsano, por lo menos hacé lo mínimo que piden la civilidad y las buenas costumbres: lavá el cuchillo y el tenedor vos.

~~~

Enviado por Adrian Pedernera (Contacto, Página)
Fecha: 16 de Febrero, 2009, 16:28

Disculpen los que escribieron en los 2 comentarios anteriores y a Torchiari pero pregunto: En donde esta escrito que las empanadas no pueden cortarse con cuchillo? Cada uno las corta o no como quiere,que este mal o bien es una simple opinión y punto de vista de cada uno.Esto depende de la deriva historica de cada uno, de las costumbres del lugar y del contexto. Por ejemplo, quien puede decirme algo si como una porción de pizza con la mano o con cuchillo y tenedor (plástico como te sierven en los shoppings y no solo no cortan sino que se rompen)? Espero haber aclarado el trasfondo. Saludos. Adrian.

~~~

Enviado por Torchiari (Contacto, Página)
Fecha: 16 de Febrero, 2009, 18:00

Me metería en el terreno de los modales a la hora de la comida (esto no es joda) que indican que es "de mala educación" tanto comer lo que es preparado para cubiertos con la mano, como la comida de mano con cubiertos -digamos que no se puede pinchar un canapé-. Buscalo "en internet" seguro que algo vas a encontrar.
Pero acá el punto es...¿QUE TIENE QUE VER LA CHACHA CON TODO ESTO? Podría llegar a justificar que usaras cubiertos con las Queso y Cebolla de El Mangrullo -qué si eran enormes y explotaban- pero las de La Chacha eran chiquitas y como de piedra, perfectas para comer con la mano (igual, nunca fueron santas de mi devoción, porque prefiero las de hojaldre a las de masa criolla).
Igual, AJ, lo obvio es el lúcido primer párrafo de Andrés Panitsch: TENES COLA DE PAJA.

~~~

Enviado por Marcelo (Contacto, Página)
Fecha: 16 de Febrero, 2009, 19:57

Adrián:

Ahí está el tema: si leíste el post principal, te darás cuenta de que la costumbre del lugar y el contexto eran claros. Decía que si te invitaban a comer empanadas era para no andar ensuciando cubiertos.

Lo de la deriva histórica es un cuento que ni siquiera me voy a dignar contestar. Sirve para justificar cualquier desaguisado. Sí, incluso comer pizza con cubiertos de plástico.

~~~

Enviado por Don Muzza (Contacto, Página)
Fecha: 18 de Febrero, 2009, 16:00

Para mi cada empanada es un misterio y una aventura . Me siento como un arqueólogo a punto de hacer un gran descubrimiento. La miro. La observo. Imagino infinitas fantasías de lo que puede haber en su interior. La vida misma hecha carne y masa. Aceitunas fantásticas que invitan a mil emociones. Y muchas mas si son de carne picante. Entonces con emoción profunda similar a la que sintieron los tres chiflados cuando descubrieron la tumba de Tutanquieto abro la empanada para que me revele todos sus secretos.

Pero eso es otra historia

Buen Provecho!!!

~~~

Enviado por Carolina (Contacto, Página)
Fecha: 18 de Febrero, 2009, 22:25

Estoy totalmente de acuerdo con Adrian Pedernera!

~~~

Enviado por Germán (Contacto, Página)
Fecha: 3 de Marzo, 2009, 8:30

personalmente prefiero no comer las empandas con cuchillo y tenedor. Ah y La Chacha en Quilmes sigue existiendo y va para los 31 años de vigencia en esta ciudad y en la misma dirección. Saludos Cordiales.

~~~

Enviado por Oscar Ferro (Contacto, Página)
Fecha: 14 de Diciembre, 2010, 17:10

Has discutido gallardamente (y bizantinamente) pero por una causa perdida. Comer una buena empanada, bien hecha, a la temperatura adecuada, con cuchillo se ajusta casi perfectamente a mi definición de pecado.

Y otra cosa: ¿cómo después de hablar largamente de los griegos y su relación con las empanadas, se te da por comparar su juguito ardiente con el Napalm? ¿Para qué ir tan lejos si ya tenías el fuego griego servido en bandeja?

~~~

Realiza un comentario

Regresar al artículo | Inicio