Angel "Java" Lopez en Blog

El organismo humano: Comentarios

Enviado por Addax (Contacto, Página)
Fecha: 2 de Abril, 2010, 18:40

¡Hola, excelente artículo, muy bueno!

En mi caso, yo no tengo nada "claro y evidente". Lo único real que puedo decir de mí es que soy un desconocedor (e incluso quiero seguir conociendo menos).

Adhiero a que somos un organismo, considero esa apreciación básica sin plantear al ser humano como alguien especial entre las especies.
Sé exactamente a lo que te refieres cuando dices "Consciencia". Sin embargo, yo no "creo" que el ser humano tenga consciencia (no generalizaré pero lo haré jajejí).

Para no hacer un acercadeísmo neurótico y no teorizar demasiado, os hablaré de mí, en representación digna del ser humano.

Yo no estoy seguro que al actuar esté consciente que actúo. He observado que hay muchos tipos de darse cuenta de algo (aunque, en el fondo, la consciencia, el darse cuenta o el prestar atención puedan ser la misma cosa). Muchas veces sé que pienso, pero ese «sé que pienso» no está presente en todo momento. En mi caso, ese «sé que pienso» viene y se va. (sigo)

~~~

Enviado por Addax (Contacto, Página)
Fecha: 2 de Abril, 2010, 18:42

(continúo)
...Entonces, ¿quién determina que uno tiene o no tiene consciencia de sus actos? ¿Y quién lo determina para los demás?

Tampoco estoy seguro de que percibamos el ambiente, yo pienso que percibimos una parte del ambiente. Pero, claro, os hablaré de mí. He observado en mí que percibo sólo una parte del ambiente, la parte en la que surge algún tipo de contacto con los sentidos. Yo no percibo el ambiente China que también existe igual que el ambiente Santiago. Si me tuviera que poner a pensar en eso del ambiente me daría relativa cuenta de que aquello es un todo que comprende desde el centro de nuestra Galaxia hasta el verdulero de la esquina. ¿Cómo desde esta mente que procesa puedo percibir tan vastas extensiones? (sigo)

~~~

Enviado por Addax (Contacto, Página)
Fecha: 2 de Abril, 2010, 18:43

(vuelvo a continuar já!)
¿Cómo hace el humano para tener abordaje inmediato con lo inmensamente grande y lo inmensamente chico cuando, al final, sabe que ni lo más grande ni lo más chico se diferencian? En esta misma línea, tampoco estoy seguro de la percepción del estado interno. Desde mí, puedo decir que mi estado interno es cambiante y cambia mucho más cuando lo estoy observando activamente. Para saber de mi estado interno, para producir un conocimiento sobre eso, debo metafóricamente detener mi estado interno, congelarlo, y sacar de ahí un dato. Debo hablar en el ahora de lo que pasó hace un momento. Luego, eso es conocimiento. No obstante, conocer, para mí, es sólo a veces un juego digno que juega el hombre.

~~~

Enviado por Addax (Contacto, Página)
Fecha: 2 de Abril, 2010, 18:44

Menos aún el ser humano sabe respecto de lo que le está pasando. En realidad, en la observancia del tiempo, en su creencia, con el asunto del pasado, del presente y del futuro, no existe la consciencia. A no ser que se dedique al cálculo y extrapole inadecuadamente la actitud de la matemática hacia los confines de la psiquis, lo único que hay en el hombre es incertidumbre, o sea, no consciencia. ¿QUién es el que sabe que su actuar de este mismísimo segundo va o hacia un lado o hacia el otro? ¿Cómo hace para saber? y ¿qué elementos cuenta para decir que sabe?
(sigo uffff)

~~~

Enviado por Addax (Contacto, Página)
Fecha: 2 de Abril, 2010, 18:45

(sigo) (medio larga la respuesta che =D )
Reconozco una sabiduría en los organismos vivos como lo es el del ser humano. Hace 4.500 millones de años que la biología viene ensayando, con los casi 1,5 millones de años que existe la mente* y esas conexiones en potencia que la posibilitaron. La biología tuvo mucho más tiempo respecto de la aplicación del ensayo y error para forjar sabiduría, siendo la mente, simplemente, un infante elemento del Planeta Agua; eso es más un desconocedor que un conocedor. En mi caso personal (y en relación a los procesos internos) la mente, la cualidad que dice poder conocer de las cosas de la realidad, es más un inconveniente que un facilitador para el abordaje de mis sentires internos. (sigo)

~~~

Enviado por Addax (Contacto, Página)
Fecha: 2 de Abril, 2010, 18:46

Para opinar sobre el texto de Alejandro (yo también le sigo desde Twitter) debería saber qué argumentos utiliza para decir que el humano "no escapa del ámbito de la animalidad ni puede hacerlo". Primeramente, discrepo con esa afirmación. Es decir, el humano es un animal simbólico, pero animal. No hay nada de malo en ser animal. Y tiene lo simbólico, la otra cosa que para algunos lo diferencia y para otros lo hace más igual. Existen redes neuronales en el cerebro que se crean cuando se incorpora una nueva experiencia. O sea, en el cerebro, no existe nada, y después, existe esa red. Con esa nueva red neuronal producto de aquella experiencia, sube un peldaño a la producción de "nuevos" pensamientos. Si el ser humano, preso de su animalidad, sólo tiene en sí "la supervivencia del más apto" yo adhiero a que eso pueda renovarse. Porque, en el camino, hay elecciones y una cosa rara: hay una cosa rara, que es "triste" en un sentido y no triste en otro:
al final, el hombre se tiene a sí mismo.

~~~

Enviado por Addax (Contacto, Página)
Fecha: 2 de Abril, 2010, 18:47

¡ÚLTIMO COMENTARIO! Tu texto ameritaba una respuesta así.

Y, para mí, esto es triste por el tema de la soledad en el vasto universo, la soledad de la mente del hombre con su propia mente, lugar, al que aparentemente, otro ser humano de la comunidad no podría llegar; y no triste porque siendo el humano "medida de todas las cosas, de las que son y de las que no son", tenerse a uno mismo, es como ser un dios.

¡Te mando un abrazo! Contento de seguirte en Twitter!!!!

*Para mí, entre el inmenso mar de las cosas que no existen se haya eso llamado mente. Sólo utilizo el término como un modelo con el que explicar, de modo práctico, algunos conceptos o impresiones. Pero, ahí termina el asunto.

~~~

Enviado por Addax (Contacto, Página)
Fecha: 3 de Abril, 2010, 12:52

En un comentario (en el 5to.) dije:
"Hace 4.500 millones de años que la biología viene ensayando (...)".
En realidad, la vida se dice comenzó hace 3.600 millones de años. ¡Un saludo!

~~~

Realiza un comentario

Regresar al artículo | Inicio